Nada en la nevera

Arquitectura, Diseño, Cocina y más.

Standbikeme, una nueva forma de entender la bicicleta nace en Valencia

La conjunción mágica de tres amigos con perfiles procedentes del diseño industrial y la arquitectura sumada a una excelente dirección de arte ha dado como resultado la reciente presentación pública de Standbikeme: una gran idea y proyecto convertido en realidad a través de su nuevo sitio web www.standbikeme.com. La idea es sencilla pero con miga, tres perfiles creativos con una pasión común: la bicicleta. Ya hemos visto otros casos donde el éxito de un proyecto empresarial radica en su componente creativa más que en la financiera y cómo grandes proyectos arrancan en garajes y estudios con escasísimos presupuestos y grandes dosis de esfuerzo y noches en vela. Y si no que levante la mano el que no haya sentido una pícara envidia sana de aquél que da con una idea de negocio que aúna pasión, dedicación y disfrute. Pues ellos lo han logrado conjugando un fondo empresarial con un marco pasional donde cada encargo se convierte en un nuevo reto a superar. Como dictan en su web: “cada bici es un proyecto de diseño, único y adaptado a tus gustos y necesidades.” Todo un sueño para cualquier profesión creativa, reinventarse a cada paso que se da. Desde aquí quiero transmitir mi enhorabuena al equipo formado por Javier Gómez, Antonio Orero y Nacho Pitarch.

El proceso es claro; quieres una bici -dando por hecho que las que se venden en las tiendas o bien no te interesan o bien las que te interesan no puedes pagarlas-. Pues ellos te plantean un proyecto adaptándose estrictamente a tus necesidades, presupuesto y estilo. Dan una respuesta única a unas premisas únicas, las tuyas. La fuerte carga de personalización es la clave del proyecto; es lo más parecido a hacerse un traje a medida (sobre todo a medida de tu bolsillo) pero en lugar de traje te llevas una bici, que seguro que le sacas más partido.

Son majos, cercanos, conscientes de la realidad de mercado y sobretodo muy muy buenos en su trabajo; dejarse llevar por su criterio es garantía de éxito. Y si no te lo crees date una vuelta por estas excelentes fotos de Amparito Sebastiá o visita su web.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Casa das Mudas, Paulo David

El Centro de Arte Casa das Mudas se encuentra en la población madeirense de Calheta, en lo alto del municipio. Una suma de volúmenes semi-empotrados en la roca volcánica y construidos con ésta misma encierran un museo que juega al lleno y el vacío constantemente. Con un recorrido interior y otro exterior, la escala del edificio se acerca a la del individuo a través de las calles y plazas que crean sus volúmenes. La cubierta, visible desde el acceso y desde parte del recorrido, encierra un jardín con plantas autóctonas de la isla convirtiéndose en un excelente ejemplo del tratamiento de cubierta como “quinta fachada”. Paulo David consigue con este edificio una de sus obras más relevantes y traspasa las fronteras de la isla para llegar al panorama arquitectónico de primer nivel.

Volcán de gorgonzola

Os presentamos una nueva improvisación exitosa de Nada en la nevera. Un arroz sencillo y sano para un momento de duda donde no se nos ocurra qué hacer y tengamos pocos recursos en el frigorífico.

Ingredientes (4P): 2 cebolletas grandes, 2 tomates de huerta maduros, 400 gr de arroz basmati, 1 pastilla de caldo y 100 gr de gorgonzola.

Sofreímos a fuego lento la cebolleta cortada a tiras con un poco de aceite hasta que adquiera un color transparente y empiece a dorarse; inmediatamente después añadimos los tomates cortados a dados y previamente escurridos y dejamos cocer con la sartén tapada. Cuando veamos que todo coge el color y aroma adecuado añadimos un poco de vino blanco y una hoja de laurel. Una vez haya reducido el vino añadimos el arroz y un diente de ajo entero hasta que todo se mezcle bien. Paralelamente habremos calentado el agua correspondiente con una pastilla o dos de caldo de cocido (o con un caldo comprado o preparado por nosotros); en el momento que el arroz esté bien mezclado con el resto de ingredientes añadimos el caldo y le damos unos 11-13 minutos de cocción a todo el conjunto.

Para terminar, una vez sirvamos cada plato, practicaremos un orificio en el arroz depositado en el plato y “enterraremos” una porción de queso gorgonzola del tamaño de una nuez. Servimos caliente con algo de albahaca y pimienta negra por encima. El que quiera le puede añadir algo de parmesano rallado si quiere hacerlo aún más italiano.

Café con helado, la belleza de lo elemental

Poco hay que decir de los platos obvios, rotundos y sencillos. Nada que nadie no sepa. Las cosas básicas, un plato de embutido, una tortilla de patata o un café con helado, suelen conceder placeres desproporcionados con respecto a lo que cuesta acceder a ellos.

En este caso, un café con helado. Sin trucos, básico y elemental, pero con un par de detalles. El helado, sin complicaciones: helado de vainilla de mercadona, hacendado. Del baratito, no del que imita a häagen-dazs. Sí, aunque resulte dudoso; es así. El café, elemento esencial: un roma de nespresso. El orden, importante: se coloca una bola de helado en el vaso o taza y se dispone bajo la salida del siempre cremoso nespresso. Se deja fundir unos segundos y se sirve inmediatamente. Se puede espolvorear cacao en polvo si se quiere elevar al nivel de postre, pero como dicta el título su belleza radica en lo elemental del tema. No nos liemos.

Arroz con chirlas en olla a presión

Un plato sencillo y elemental que se prepara en apenas 10 minutos. Para estos días de hambre y pereza en los que uno no quiere cocinar pero necesita comer caliente sin salir de casa.

Sofreímos unos ajos cortados menudos en la misma olla a presión con algo de aceite. Echamos las chirlas, almejas, berberechos o cualquier molusco de temporada y esperamos a que se abran mientras le añadimos perejil fresco. Una vez abiertas le echamos un poco de vino blanco y esperamos a que se reduzca. Añadimos dos veces y media agua que arroz y disolvemos una pastilla de avecrem o similar. Lo controlamos de sal y cuando el guiso coja cuerpo se le añade el arroz y se tapa la olla, donde lo tendremos unos 6 minutos y medio a fuego medio contados desde que arranque el hervor. A partir de ese momento esperamos a que cese la salida de vapor y abrimos rápidamente para que no se estire la cocción. Lo emplatamos y a la mesa a disfrutarlo!

Espada Preta, Madeira

Paulo David vuelve a golpear arquitectónicamente la isla de Madeira con este espectacular restaurante. Una intervención que incluye, además del restaurante, una piscina municipal, un bar y la reordenación de toda la bahía de Cámara de Lobos. El restaurante, de acceso por su parte superior a través de un particular jardín, se apoya sobre un rotundo muro de roca volcánica manteniéndose ligero y expectante ante la bahía. El arquitecto resuelve con una planta sencilla una parcela triangular de difícil respuesta.

El restaurante tiene una carta agradable y variada, con la mayoría de los platos habituales de la isla. El pulpo es una de sus especialidades junto con las “caldereias” de pescado o marisco. La vista es impresionante y la escasa terraza una delicia para concederse una cerveza antes de pasar al comedor.

The Great Burger, Tokio.

Siguiendo con este nuevo apartado de Nada en la nevera dedicado a viajes, restaurantes y otras lugares de interés os presentamos The Great Burger: una particular hamburguesería en Omotesando, un afamado barrio tokiota donde disfrutar de buena arquitectura. Los que hayan visitado Tokio sabrán de lo complejo de su entramado urbanístico (las calles no tienen nombres) así que os paso un link con la localización exacta para evitar mareos (aunque toda ayuda es poca).

Nada que ver tienen estas delicias de carne con cualquier hamburguesa probada hasta el momento. Desde su carta de carnes pasando por su elaboración podemos encontrar hamburguesas con aguacate, estilo teriyaki, con gorgonzola o una clásica cheeseburger. Un local pequeño, con mucha personalidad y un servicio simpático y amable son las otras dos guindas de este lugar especial para nada en la nevera.

PD. Les agradecemos la peculiar estantería que decoraba el local porque desde el pasado noviembre es la nueva cabecera de Nada en la nevera🙂

http://www.the-great-burger.com/

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.