Nada en la nevera

Arquitectura, Diseño, Cocina y más.

Archivo para helado

Café con helado, la belleza de lo elemental

Poco hay que decir de los platos obvios, rotundos y sencillos. Nada que nadie no sepa. Las cosas básicas, un plato de embutido, una tortilla de patata o un café con helado, suelen conceder placeres desproporcionados con respecto a lo que cuesta acceder a ellos.

En este caso, un café con helado. Sin trucos, básico y elemental, pero con un par de detalles. El helado, sin complicaciones: helado de vainilla de mercadona, hacendado. Del baratito, no del que imita a häagen-dazs. Sí, aunque resulte dudoso; es así. El café, elemento esencial: un roma de nespresso. El orden, importante: se coloca una bola de helado en el vaso o taza y se dispone bajo la salida del siempre cremoso nespresso. Se deja fundir unos segundos y se sirve inmediatamente. Se puede espolvorear cacao en polvo si se quiere elevar al nivel de postre, pero como dicta el título su belleza radica en lo elemental del tema. No nos liemos.

Anuncios